Febrero 18, 2011 1

Almodóvar y el diseño de cine

Por Javier en General

A mí Almodóvar me gusta. No sólo me gusta: creo que es un magnífico director de cine y que sus películas son verdaderamente personales y especiales. No pretendo que a mi madre le guste, como no puedo pretender tampoco que el océano se estire y llegue hasta Pamplona —¡ah!, si el mar llegara a la cuenca— o que yo aprenda a manejar InDesign o a poner la lavadora. Hay cosas metafísicamente imposibles.

Almodóvar ha creado un mundo muy suyo en el que determinadas convenciones se repiten, las atmósferas —los olores, los colores…— son familiares y algunas supuestas exageraciones son tan reales que nos avergozamos al reconocernos en ellas. El mundo de Almodóvar es, en realidad, nuestro mundo y por eso no nos deja indiferentes.

Pero, además de todo eso, Almodóvar es un tipo con dos sensibilidades extraordinarias que admiro profundamente. Una es la musical. Coplas y boleros clásicos o revisitados y grandes éxitos del pop reciente salpican su filmografía en una especie de antología de la música española. (Paréntesis: la escena final de ‘Átame’, con Antonio Banderas (“Hola, me llamo Antonio, tengo 50.000 pesetas y estoy solo en el mundo”), Victoria Abril y Loles León cantando en el coche, es sencillamente deliciosa). La otra es la gráfica.

Almodóvar ha dedicado desde el principio una atención especial a los carteles de sus películas porque los considera parte esencial de su identidad cinematográfica. Pone la identidad gráfica al servicio de la identidad cinematográfica. Obvio. Natural. Aunque no tan frecuente como pensamos. Iván Zulueta, Ceesepe, Óscar Mariné y, sobre todo, el habitual Juan Gatti firman los quince carteles oficiales habidos hasta la fecha (ver la relación completa abajo). Incluso Isidro Ferrer colaboró con el director manchego en ‘Los abrazos rotos’, su última cinta, de 2009, en una suerte de ejercicio metalingüístico. En efecto, Ferrer realizó carteles de películas ficticias que el protagonista, Luís Homar, en el papel de un director de cine, acumula en su oficina y que pueden verse en algunas escenas. Es fácil encontrar en los carteles almodovarianos todo tipo de guiños históricos, ídolos y obsesiones del propio Almodóvar y, claro, una estética barroquizante y popera coherente con su cine. El uso del color y el despliegue tipográfico son abrumadores.

Acaban de anunciar para septiembre la que será su próxima película, la número 16: ‘La piel que habito’, que además supone el reencuentro de Almodóvar con Banderas, quien fue uno de sus actores fetiche. Un ‘teaser’ anticipa ya —o no— por dónde van a ir los tiros del cartel definitivo. Con Almodóvar nunca se sabe. Lo que he visto me ha sorprendido mucho. La imagen clasicista parece tomada de uno de los viejos almanaques educativos donde se dibujaban con todo lujo de detalles la figura humana, con sus huesos y músculos y vísceras, así como la flora y la fauna de nuestro planeta. Es una escena menos estridente que la de la mayoría de carteles anteriores, aunque quizá más inquietante y metafórica. Más silenciosa y, acaso, un punto más escatológica también. ¿Qué es lo que mira con tanto ahínco esa ave aflamencada en primer término? En fin, Almodóvar, que disfruta dando que hablar lo mismo con su cine de diseño que con su diseño de cine. Genio y figura.

A continuación, cinematografía completa de Almodóvar, con la relación de años y nombres de los autores de los carteles de cada una de sus películas (los carteles los podéis ver sobre estas líneas; están ordenados cronológicamente para facilitar su identificación):

• Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón, 1980, de Ceesepe.
• Laberinto de Pasiones, 1982, de Iván Zulueta.
• Entre Tinieblas, 1983, de Iván Zulueta.
• ¿Qué he hecho yo para merecer esto?, 1984, de Iván Zulueta.
• Matador, 1985, de Carlos Berlanga.
• La Ley del Deseo, 1986, de Ceesepe.
• Mujeres al Borde un Ataque de Nervios, 1987, de Juan Gatti.
• Átame, 1989, de Juan Gatti.
• Tacones Lejanos, 1990, de Juan Gatti.
• Kika, 1993, de Juan Gatti.
• La Flor de mi Secreto, 1995, de Juan Gatti.
• Carne trémula, 1997, de Juan Gatti.
• Todo sobre mi Madre, 1999, de Óscar Mariné.
• Hable con ella, 2002, de Juan Gatti.
• La Mala Educación, 2004, de Juan Gatti.
• Volver, 2006, de Juan Gatti.
• Los Abrazos Rotos, 2009, de Juan Gatti
• La Piel que Habito, 2011.

Share

Tags: , , , , , , , ,

One Response a “Almodóvar y el diseño de cine”

  1. AlanRichie says:

    Pues según una foto que vi de Topacio Fresh en Twitter la ultima imagen pertenece a uno de los trabajos más recientes de Juan Gatti, como ya sabemos Pedro no acudió a Juan para esta película, no estoy seguro pero me parece que tampoco le usará para Los Amantes Pasajeros. Una lastima porque me parece dificil encontrar obras de Juan Gatti y eso lo hace más inalcanzable para mi. Lindo Blog. :D

Deja un comentario

Sitio web