Febrero 13, 2014 1

Confundidos

Por Javier en General

Por mucho que se empeñe El Mundo, esta foto —¿esta foto?— no es un documento histórico ni nada que se lo parezca. Tampoco aporta nada, nada a la historia. No cuenta. No emociona. No es una foto. Esta lo-que-sea es propia de un diario sensacionalista. No vende ni medio ejemplar más. Para colmo, le añaden una mancha de agua. Qué manera de confundir términos.

Los diarios están confundidos, sí. Qué pena. Confunden manchones con fotografías. No contentos con eso, sobreimprimen además en ellos, en los manchones, sus logotipos. ¡Benditas dizque exclusivas! ¡Qué culpa tendrán los lectores, los que pagan religiosamente!

Pero hay más, mucha confusión. Los diarios confunden también vocerío con cercanía, asamblea con pluralismo, pose con escucha: cuantos más mensajes mejor, da igual quién los escriba y qué diga. Es vergonzoso comprobar cómo todos los diarios sin excepción dan cabida en sus ediciones digitales a perogrulladas, casquería e insultos varios parapetados siempre, eso sí, detrás de seudónimos. Esos mismos diarios jamás dejarán que semejante arsenal se publique en sus ediciones impresas. Qué cosas. Inteligencia igual a cero. ¿Para qué sirven tantos millones de páginas vistas?

Y aún más, más confusión. Periodistas que malgastan horas en las redes sociales, tuiteando y retuiteando otras tantas perogrulladas, casquería e insultos varios. Entrando al trapo. Sintiéndose influyentes. Desde los perfiles de sus diarios, naturalmente. Pobres. ¡Y caraduras! ¡Más les valía dedicarse a buscar y a contar historias!

Ah, vanidad de vanidades, mi querido Cohelet. Aquí se condensa todo. La historia definitiva del ser humano. En donde ponemos tanto afán. Por donde se nos escapa la vida.

Share

Tags: , , , , , ,

One Response a “Confundidos”

  1. adprietopyc says:

    La inmensa mayoría de los periodistas, la inmensa, somos protagonistas frustrados de la realidad. Todos contamos historias que, de algún modo, fantaseamos con protagonizar. La vanidad es el pecado original (y muchas veces mortal) del periodista.

Deja un comentario

Sitio web