Noviembre 18, 2014 3

Criptonita multimedia

Por Javier en General

Miguel Ángel Jimeno me pide que defina en una línea cómo veo yo la integración de redacciones, es decir, la fusión —por llamarla de alguna manera— entre las redacciones de papel y digital. Pienso con el estómago, que a veces extrañamente sí está conectado con la cabeza, y le mando mi visión en menos de un minuto:

“La integración papel-web en los diarios que conozco es forzosa (por las circunstancias), voluntarista (por las diferentes sensibilidades) y opcional casi siempre, y a costa del papel”.

MAJ me contesta de inmediato, divertido. Hombre, quien dice una línea dice dos o tres… En fin, una cosa breve, pero no tan breve. Lo que buenamente puedas.

Vuelvo a pensar con el estómago. Lo sigo sintiendo conectado con la cabeza. Le escribo este párrafo un poco más desarrollado en menos de cinco minutos:

“La integración de redacciones es una operación forzada por las cifras menguantes de una industria desorientada y falta de convicciones que dejó crecer el monstruo en su interior sin darse de cuenta de lo que venía. Ahora, trata de paliar aquel despiste mortal con operaciones cosméticas de pseudoarquitectura —animada por consultores de pacotilla y falsarios, añado, como si la solución fuese arquitectónica…— y arracimando equipos multitarea con fórceps. Se pretende llegar a más con menos, lo cual es una contradicción flagrante. La mayoría de las organizaciones deja la cacareada integración en manos de un pequeño equipo de periodistas de mesa y corta-y-pega, y todo lo más en algunos voluntarios sensibles a lo digital. Los más aventajados o poderosos han diseñado operaciones informativas complejas a costa del papel, que sigue trayendo la mayor parte de los ingresos. Jamás había visto tantos diarios pendientes de lo que clican las audiencias y de lo que se dice en las redes sociales y, sin embargo, tan al margen de las historias que realmente interesan y conmueven. Tantos periodistas encerrados en salas de redacción galácticas —y disparatadas, y que costaron millones, qué timo, añado— y tan pocos en la calle. Se dedican tantos recursos a experimentos con gaseosa que al final lo que importa queda desatendido. En fin, el meollo de la cuestión sigue estando en rentabilizar las operaciones digitales, cosa que de momento parece lejos de darse. Lo que me lleva a ser muy crítico y escéptico con la integración. De momento, soy partidario del juntos pero no revueltos. O, aún más, de los medios monomedia”.

MAJ lee este vómito y me contesta más rápido de lo habitual, que es mucho. No me has entendido o no me he explicado: lo que te estaba pidiendo es que me describieras cómo se ha hecho la integración en los diarios en los que has trabajado. Y se muere de risa. Me conoce.

Parece que tenía (yo) tantas ganas de vomitar (esto) que ni siquiera he leído con detalle lo que quería mi amigo. Le pido un poco más de tiempo. Dudo que salga algo muy diferente.

No, no me creo la integración de redacciones. No funciona. Y además rechazo militante la pseudoarquitectura millonaria y ostentosa de esas redacciones de consultor y catálogo. Por irresponsable. Por artificial: tan forzada es que las mesas circulares centrales, más propias de bar de copas o de naves espaciales, siempre están vacías.

El periodismo y los periódicos sólo pueden ser naturales. El dinero sólo debe gastarse en gente, no en muebles. Alguien tiene que protegernos de tanto disparate. Criptonita para los abusadores. ¡Supermaaaaaaaaaán! ¿Dónde estaaaaaaaaaaás? ¡Vuelve!

Share

Tags: , , , , ,

3 Responses a “Criptonita multimedia”

  1. Totalmente de acuerdo, me declino nostalgicamente por ser “monomedia” pero viendo la realidad prefiero actuar en la medida de lo posible en el “juntos pero no revueltos”. En la empresa donde trabajo los objetivos planteados por nuestros consultores son:
    1. Primero el web
    2. Escribir para llenar un espacio específico
    3. Potencializar el Hub (El hub como centro neuralgico de la redacción integrada)

    De los tres no hemos alcanzado ninguno, pero ahi se va, la realidad es que el papel sigue dando para comer aunque estemos matando a la gallina de lo huevos de oro. Ah pero eso sí!,mucho video e interactivos en el sitio web pero en realidad el mercado electrónico no da para sostener grandes redacciones.

    Yo a veces hago la analogía con el petroleo; es decir, desde hace años nos han venido diciendo que el petroleo ya se acabo y que muchos paises se han quedado con los calzones en las rodillas. Sin embargo la realidad es que el petroleo sigue siendo un gran negocio, algunos han encontrado ciertas fórmulas para hacer negocio de un recurso supuestamente agotado y mal que bien, se van recuperando. Como lo es el negocio de la exploración de yacimientos profundos.

    El periodico esta pasando por una crisis y pocos van a sobrevivir, eso es verdad, pero no es un recurso agotado, el punto esta en que no hemos explorado “los yacimiento profundos” del contenido periodistico, estamos más prestos a la inmediatez electrónica queriendo ganar algo que fue noticia para después vertirlo en el papel y asi nos estamos inmolando.

    Aquellos que descubran los “yacimientos” de como contar historias de un contenido para todos disponible, pero para unos pocos entendidos resueltos a explicarlo mejor, son los que seran los editores empresarios del futuro.

    La web bien podra ser la que actualmente gobierna el mundo, pero en el entorno de la plaza, del barrio, de mi calle, de la sala de espera del consultorio, en mi casa, de cuando me llevo una revista para leer en mi baño, el papel es el que manda.

    Saludos.

  2. [...] como un Mr. Scrooge en modo “¡Paparruchas!”. Sobre las redacciones integradas: ‘Criptonita multimedia’. Si se fijan en la url, parece que el título iba a ser [...]

    • Anjali says:

      Woaoo!! Esta super, en realidad temenos que enfocarnos en las cosas que nos hacen y edifican en la Vida y no en dejar que todo aquello que te implica ser Feliz, te detenga.

Deja un comentario

Sitio web