noviembre 6, 2012 5

Lento

Por en General

Le acaban de conceder el Premio Nacional de Periodismo Cultural a Juan Cruz, a quien admiro profundamente y con el que tuve la suerte de cenar recién en Buenos Aires. Cruz es un canario privilegiado: escribe a la velocidad del rayo, y, además, como los ángeles. Su proverbial rapidez es legendaria. Interrogado, claro, a raíz del premio, el periodista y escritor, a punto de cumplir los 50 años de profesión, ha dicho que «cuanto mejor sea la escritura, mejor será el periodismo» y que, en el fondo, todos los periodistas somos periodistas culturales.

Juan Cruz es amigo de Vargas Llosa y de tantos escritores latinoamericanos. Al Nobel peruano le sacó no hace mucho ese maravilloso ‘Diccionario de Zavalita’, ya reseñado aquí. Me detuve entonces en la definición de ‘periódico’. Hoy le toca el turno a la voz ‘periodismo’ de ese mismo glosario: «Es la historia haciéndose», dice Vargas Llosa. «El periodismo sirve para detener el tiempo veloz y pasajero que lo devora todo; al detener el tiempo puedes sacar algunas conclusiones. Gracias al periodismo se puede ordenar la actualidad, la realidad convulsa, este oficio permite alcanzar cierta perspectiva (…)».

Parar. Hacer un alto. Detener el vértigo. Administrar la prisa…. Para entender. Definitivamente, el periodismo va de esto. ¿Van los periódicos de esto?

«Contamos historias para comprendernos a nosotros mismos», acaba de decir el también periodista y escritor Ken Follet, que pasaba por Madrid para presentar ‘El invierno del mundo’. Han sido estos años de correr tanto que difícilmente hemos entendido lo que se venía. Se ha tratado únicamente de satisfacer a la audiencia, de ser trending topic. El mismísimo Tyler Brulé, editor-fundador de Monocle, confesaba a The New York Times hace pocos días: «¿Por qué no podemos escuchar y nada más?» Escuchar y nada más… Sin pedir nada a los oyentes: ni comentarios, ni twits, ni que les sigan… Nada. «Lo importante es ofrecer un punto de vista diferente». Hablaba Brulé de su radio Monocle 24, que no admite la interacción y es así un pequeño oasis unidireccional.

Reducir la marcha. Tomarse un respiro. Ser lento. O, incluso, decrecer. ¿Por qué hay que seguir creciendo? Es lo que predican de alguna manera esos fantásticos locos de Yorokobu: «Take a walk on the slow side!» O Carl Honoré y su Movimiento Slow, que en su viaje hacia la lentitud decidió incluso dejar de usar el reloj. O Serge Latouche, uno de los principales ideólogos del decrecimiento, que suscribo de cabo a rabo.

Tal ha sido la esquizofrenia por crecer que la industria y los periodistas hemos olvidado para qué sirve un diario. Sí, las empresas periodísticas han venido engordado exponencialmente, acumulando grasa y colesterol del malo, como las malhadadas empresas del ladrillo. No, no hemos sido diferentes. Y ahora que pintan bastos los diarios siguen sin entender que el adelgazamiento debe concentrarse únicamente en reducir la grasa, que no está única ni principalmente en las redacciones, sino en áreas que no aportan valor añadido. Es imprescindible decrecer, soltar lastre burocrático y gerencias a porrillo, invertir en redacciones y periodismo, pero no en carpintería ni en sistemas solares. La verdadera revolución pendiente, la que nos sacará de ésta, no es multimedia: pasa tan sólo por reducir la velocidad «al calor de las palabras», como nos confesaba secreta, amorosamente, con una copa de elegante Malbec y el Río de la Plata al fondo, el bueno de Juan Cruz.

Al calor de las palabras, profundamente optimista y algo más pausado que de costumbre, hoy cumplo 46.

Share

Tags: , , , , , , , ,

5 Responses a “Lento”

  1. Eduardo Cruz dice:

    Muchíiiisimas felicidades, Javier. Un abrazo.

  2. Juan Salvador dice:

    Completamente de acuerdo. Acerca de este tema acabamos de publicar un libro: Comunicación Slow (Y la Publicidad como excusa), Fragua, Madrid.
    Por si te interesa…

  3. miguel dice:

    Felicidades figura.

  4. Pachymora dice:

    Enhorabuena por este blog. Esta lectura está fascinante. Felicidades por los 46. Yo el año que viene cumplo 40. OMG!!

  5. Estebanmurga dice:

    Felicidades, Javier. Un gran post, reivindicando la grandeza del oficio, lo único importante.

Deja un comentario

Sitio web