abril 6, 2011 1

Dar la cara

Por en General

La Asociación de Donantes de Navarra (Adona, www.adona.es) acaba de presentar su campaña 2011 para asegurar el relevo generacional de donantes de sangre y mantener e incluso incrementar los índices de donación registrados en esa comunidad, que son los más altos de España. Si estos días paseas por Pamplona, te darás de bruces con caras tapadas y destapadas que invaden marquesinas del transporte público, los mismos autobuses, los diarios y hasta una inmensa lona de más de siete pisos descolgada de un edificio en el centro de la ciudad.

Imagínate. Lunes. 7.30 horas. Vas caminando rápido para llegar a tiempo al trabajo y te encuentras de pronto un rostro gigante, cubierto por sus manos, que te espeta: «¿Por qué no das la cara?» Bastante tienes con lo tuyo, piensas, como para que encima un sujeto misterioso te acuse de pusilánime o de tibio. Avanzas. Tratas de olvidar. Y a los pocos metros, ¡plas!, otra cara gigante, de otro tipo, igualmente cubierta, que te señala: «¿Por qué no das la cara?» Miras de reojo, a los lados, atrás. Te cercioras de que nadie te ha visto. Maldita sea, gruñes, está claro que alguien quiere amargarme el lunes. Doblas la esquina refunfuñando, maldiciendo tu sombra. ¡Plas! Ahí está otra mujer con la cara tapada, que apenas levanta la voz: «¿Por qué no das la cara?» ¡Dala tú, no te jode!, ya no puedes reprimirte. Y entras de mal humor en la oficina.

No doy la cara porque me dan miedo las agujas. Porque me mareo cuando me sacan sangre. Bueno, en realidad, no doy la cara porque soy un perezoso. Porque no tengo tiempo. Porque no quiero tenerlo. No doy la cara porque esto no va conmigo: siempre hay reservas de sangre en los hospitales. Porque paso de complicarme la vida. Porque mi sangre es mía y la de los demás para compartir. No doy la cara porque… no tengo ganas de dar ninguna explicación.

Y va y los tipos misteriosos se descubren un día. Otro lunes. Aparecen Xavi e Iniesta, que me dicen: «Yo doy la cara, da tú la cara». Aparecen Carlos Moyá y Carolina Cerezuela: «Da la cara, Javier». Aparece la alpinista Edurne Pasaban: «Da la cara, Javier». Que me lo diga la Cerezuela, bueno, pase. Pero que me lo digan, señalándome, Xavi e Iniesta es insoportable. ¡Es que son Xavi e Iniesta!

Hasta PhotoEspaña (www.phe.es) se ha sumado a la campaña de Adona y da la cara. La decimocuarta edición del gran festival fotográfico, presentada ayer en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, está íntegramente dedicada al poder comunicador del rostro. Con el nombre de ‘Interfaces. Retrato y comunicación’, 61 sedes mostrarán entre el 1 de junio y el 24 de julio 68 exposiciones con el trabajo de 370 artistas de 55 nacionalidades.

Dar la cara.

Vivimos ocultos detrás de nicknames que nos protegen. Nos disfrazamos de lo que no somos y así procuramos vivir otra vida, la que nunca tendremos: somos más altos, más fuertes, más guapos. Incluso leemos poesía, escuchamos, mostramos dulzura y sensibilidad. ¡Ja! Las redes sociales son el vehiculo perfecto para no dar la cara. Escribimos mensajes bomba en el correo electrónico que jamás tendríamos el coraje de decir cara a cara. O cartas de amor que ni Juan Rulfo a Clara. Hemos construido un mundo de cobardicas y mentirosos, y nos sentimos cómodos en él. Sueltas la piedra y escondes la mano. Ni el teléfono usamos ya porque es demasiado directo. Matrix.

Dar la cara. Me miro y no me reconozco. Lo siento, Xavi, Iniesta y los demás. No tengo huevos. No me atrevo a despertar aún. Me da vergüenza reconocerlo en público: es lo que hay. Mientras tanto, lo prometo, voy a darme una vuelta por PhotoEspaña esta primavera a ver si detrás de tanto rostro capturado consigo encontrar mi cara. Para poder darle.

Share

Tags: , , , , , , , , , ,

One Response a “Dar la cara”

  1. […] Juan Cruz, Nicholas Thompson, The Atavist,The New York Times, The New Yorker, Twitter, Wired DAR LA CARA FOTOGRAFÍA ANTI […]

Deja un comentario a cristales – flores77

Sitio web