diciembre 10, 2011 1

El triángulo

Por en General

Cuando mi abuela Sole quería que la persona de servicio en casa acudiera a su vera, arrebujada en una mesa camilla y con la luz diáfana entrando por el mirador acristalado que daba a la plaza del Baluarte de Pamplona, hacía sonar un campanilla. No era nunca un requerimiento de clase ni apremiante, sino atento y natural. Mi abuela hacía sonar aquella campanilla inolvidable para que sus nietos estuvieran bien surtidos y no tuvieran ganas de irse. Para que le contaran cosas de lo que pasaba cinco pisos más abajo, en la propia Pamplona, o en el quinto pino, dondequiera que cada cual estuviese. Y, si no, era ella la que recordaba con lucidez inaudita detalles de su viaje en barco a Filipinas setenta años atrás. La campanilla —y el periódico, suscriptora impenitente— era su manera de estar ‘conectada’ al mundo cuando ya había cruzado la barrera de los cien.

En La Nación de Buenos Aires, diario más que centenario, también se toca la campanilla. En realidad, no es una campanilla: es un triángulo. Cada tarde, a las cuatro en punto, un encargado lo hace sonar en medio de la redacción. A su llamada, los editores del diario se reúnen para poner en común la pauta —previsiones— del día.

¿No es bonito? Suena el triángulo y es el momento de contar historias. Las mejores, las más apasionantes. Las que ningún lector debe perderse. Para que ningún lector se vaya a otra parte. Para que se queden. Como hacía mi abuela.

PD. La Nación migrará en pocos meses a un edificio ultramoderno y repensado lejos del centro de Buenos Aires. Les sugiero humildemente que no olviden empaquetar el triángulo. Ni trasladar con él a sus intérpretes. Recuerdo cómo en Eleftheros Tipos (Atenas) la propiedad gastó más de seis millones de euros en una redacción del siglo XXII y, sin embargo, vetó que la pareja que regentaba la cantina se hiciera cargo de la nueva cafetería. No daban el perfil, adujeron. Olvidaron (vendieron) su alma y así les fue.

Share

Tags: , , ,

One Response a “El triángulo”

  1. Laura dice:

    Es super bonito, yo tampoco quiero dar el perfil en un mundo frío y sin sonidos como el del triángulo.

Deja un comentario a Laura

Sitio web