julio 9, 2011 0

Grafik

Por en General

Hace unos meses, dentro de una interesantísima —por reveladora— serie titulada ‘El futuro de la prensa’, Giovanni di Lorenzo, director del semanario alemán Die Zeit desde 2005, cuestionó algunos mitos que parecen sagrados en nuestra profesión: «El periodismo digital hace de todo menos dinero», dijo en El País a Laura Lucchini. Pronunciada la blasfemia, se removieron algunos cimientos.

Alemán de padre italiano, a sus 51 años Di Lorenzo no sólo defiende los textos largos, documentados e incluso difíciles. Además, condena la «actitud destructiva» hacia el periodismo impreso, desconfía de las «creencias pararreligiosas en Internet» y separa claramente las redacciones ‘papel’ y ‘on line’. Hace lo que no hace casi nadie: ignorar los consejos de los asesores de medios. ¿Resultado? Die Zeit obtuvo en el último bienio las mejores cifras de su historia. En sus seis años de dirección la facturación del semanario creció un 70%, los beneficios se triplicaron y la difusión aumentó un 60% hasta el medio millón de copias semanales.

En plena crisis económica mundial y del periodismo impreso, Die Zeit abandera la estrategia contraria a The Guardian, que ya da prioridad a la edición digital. Y, al contrario que al diario británico, le va estupendamente. A juicio de Di Lorenzo, continuaba la entrevista, el verdadero problema de los diarios es la falta de credibilidad y el abandono de la calidad. «Nuestra tentación como periodistas es tratar siempre el tema que está en pleno debate y genera polémica. En plena polémica acerca del libro de Thilo Sarrazin —crítico con la contribución social de los inmigrantes musulmanes— y del proyecto de Stuttgart 21 —el tren de alta velocidad rechazado por su impacto ecológico—, nosotros abrimos el periódico con una investigación político filosófica sobre la autoridad que no tenía nada que ver con la actualidad y que, sin embargo, era un debate sobre los valores de nuestras vidas. Fue el número más exitoso de 2010».

No hay truco y sí futuro. Un futuro ajeno a las modas. Hacer lo que no hacen los demás. Qué cosa. Leyendo a Di Giovanni, lo reconozco, me dio un subidón.

Me he acordado de aquella entrevista al recibir ahora el maravilloso volumen ‘Wissen in Bildern’, compilado por Christoph Drösser, que recoge 60 de las 100 páginas gráficas que Die Zeit ha publicado semanalmente desde mayo de 2009. Esta página denominada genéricamente ‘Grafik’ es una muestra más de la inteligencia que rezuma Die Zeit por los cuatro costados. De su precisión y mirada larga. Una mirada, en este caso, infográfica, visual. De hecho, el proyecto gráfico general del semanario alemán es un prodigio de elegancia y sobriedad. Nunca vi como en Die Zeit un uso del blanco tan sutil, ni un cromatismo tan mesurado y preciso, ni una panoplia tipográfica tan ajustada, ni un humor iconográfico tan sofisticado.

En ‘Wissen in Bildern’ encontramos política, genética, tendencias sociales, deporte, salud y ciencia… Un formidable bazar temático y estilístico. Donde lo complejo se nos presenta sencillamente digerido, directo. Tengo especial debilidad, por cierto, desde hace mucho tiempo, por la pieza que aquí se adjunta y que da cuenta de la cantidad de azúcar que incluyen algunos alimentos ingeridos en determinadas proporciones. ¿Se puede visualizar mejor? Mi única pena es no entender el alemán para disfrutar el libro como Dios manda.

Share

Tags: , , , , ,

Deja un comentario

Sitio web