octubre 12, 2011 3

Manorama

Por en General

India es un país triangular, pero el tiempo discurre más circular que en ninguna otra parte. Veamos. De repente, de las catacumbas del diario donde estamos, aparece la portada del 12 de julio de 2010. Nos la muestran radiantes, orgullosos, como magníficos anfitriones que son. Sí, ahí está Iniesta golpeando la pelota a 8 columnas. Un bucle afortunadamente no melancólico.

En Kerala, donde se edita Malayala Manorama, hasta el idioma y su expresión escrita, la tipografía, son circulares. Esféricos para ser exactos. ¿Un indicio más de sabiduría? Ojalá. Todo es sobreabundante y circular en este pequeño estado del suroeste indio. La vegetación, el caucho, el coco (Kerala significa literalmente «lugar de cocos»), el arroz que cultivan por debajo del nivel del mar, el agua que contienen con diques, como en Holanda, la gente… Hasta la tasa de alfabetización y el respeto. Aquí residen pacíficamente casi 40 millones de personas de hasta cuatro o cinco confesiones que por otras tierras andan a gorrazos.

También es sobreabundante —qué envidia— el consumo de periódicos. Aun siendo estrictamente un diario regional, Malayala Manorama es el tercer diario más grande de India y el número 25 del mundo. Su primer número data de 1890. La misma familia que lo fundó controla hoy catorce plantas de impresión en Kerala y tiene otras subarrendadas en Bombay, Delhi, Dubai… Hoy vende dos millones de ejemplares cada día, el 95% de ellos distribuido a domicilio por suscripción. Su audiencia supera los 16 millones de lectores. Las cifras de la edición digital son mareantes: mil millones de páginas vistas al mes, millón y medio de visitantes únicos… El 85% de su tráfico procede de Estados Unidos y del área del Golfo Pérsico.

Hay razones obvias para explicar semejantes índices escandinavos y la fertilidad de un crecimiento que no se detiene. Seguro que en el congreso anual de la WAN, que hoy jueves comienza en Viena, destriparán algunas e insistirán en la letanía. No la más importante, o una de ellas, que no es tan obvia. ‘Manorama’ significa en idioma malayala «lo que me hace sentir mejor o feliz al enterarme». Cuando nos lo contaban ayer, durante el almuerzo, casi me atraganto. Un diario que te hace más feliz y mejor persona. Se acabó la crisis. ¡Lo compro! ¿Quién no?

Pero, sobre todo, ¡qué suerte poder trabajar con ellos estos meses venideros!

PD. El nombre de diario más bonito que conozco se debe a los poetas Kerala Varma, Valiakoyhithampuran y Vilvavattathu Raghavan Nambiar. A él llegaron tras una fructífera reunión que hoy se llamaría de lluvia de ideas en 1888.

Share

Tags: , , ,

3 Responses a “Manorama”

  1. 919447046749 dice:

    happy to read what u wrote about manorama.

    Manuel

  2. Pablo dice:

    me encantan los elefantes ligeros y el texto.

Deja un comentario

Sitio web